Claves para ser buen masajista

Para saber si estamos en manos de un buen masajista, con la preparación, conocimientos y aptitudes necesarias para ello, queremos daros un serie de pautas para que a la hora de acudir a recibir un buen masaje, sepamos si estamos o no en manos del profesional adecuado para ello.

Cosas importantes para un masaje perfecto.

El arte del masaje es algo lo suficientemente serio como para desarrollarlo sabiendo bien lo que se está haciendo y para ello, para ser un buen masajista es necesario, en primer lugar y como es lógico, conocer bien la técnica del masaje. Así mismo es imprescindible tener conocimientos de anatomía porque el masajista debe “ver” el músculo que tiene debajo de sus manos y conocer las fibras, el origen y la inserción de los músculos.

masajista MadridTambién es imprescindible que el masajista tenga una excelente forma física, porque esto le permitirá adoptar distintas posiciones a la hora de dar el masaje, que en ocasiones solo se pueden realizar contando con la flexibilidad necesaria.

Y por supuesto debe tener agilidad manual y sensibilidad agudizada en las manos. Debe tener sentido del rítmo. Para ello, mucha práctica es fundamental para conseguir dar un masaje de calidad.

Realizando un masaje erótico profesional

En relación a el masaje erótico es fundamental la higiene, que el/la masajista tenga sus manos totalmente limpias y con las uñas cortas, así como todo su cuerpo, higienizándolo antes y después de cada sesión. De igual modo tanto el/la masajista como la persona que se va a dar el masaje, deben estar libres de todo objeto y vestiduras que dificulten el contacto directo de las manos o el cuerpo de la masajista sobre la parte del cuerpo a tratar.

En el masaje erótico al igual que en un masaje terapéutico, la forma física de los masajistas es de gran importancia, así como amplios conocimientos sobre los distintos puntos de estimulación y sensibilidad en el cuerpo, algo básico a las hora de desarrollar el masaje.

Los masajistas deben buscar siempre el bienestar integral de la otra persona, puesto que recibir un masaje es una experiencia muy íntima y una buena masajista comprende que el arte del masaje es alto tanto físico como emocional. Así mismo debe cautiva sus sentidos a través de la música relajante, las fragancias de aromaterapia y los aceites empleados, así como también mediante el masaje aplicado.

Debido a que el masaje es una experiencia tanto física como emocional, el/la masajistadebe ser una persona con una variedad de aptitudes personales, sociales y sensitivas, además de contar con las técnicas físicas de la profesión.

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Luxor Madrid