Fantasías Sexuales

Algunas personas tienden a ponerse nerviosas cuando se menciona una “Fantasía Sexual” porque piensan que es algo malo o extraño, pero no es así. Las fantasías sexuales son imágenes o pensamientos que vienen a una persona y la excitan sexualmente.

Es importante entender que, algunas fantasías en realidad, pueden ir en contra de la naturaleza ética o moral, por lo que se vuelve imposible realizarlas en la vida real. De hecho, en algunos casos, hay fantasías sexuales que incluso pueden causar culpa al pensar en ellas. Sin embargo, no hay absolutamente nada malo en tener fantasías sexuales. Esto no significa ser una mala persona, un depravado sexual o inmoral. Tener estos pensamientos e imágenes de fantasías sexuales no es malo, pero podría ser diferente si se decide llevarlas a la práctica en la vida real.

Las fantasías sexuales pueden ir desde algo práctico hasta algo inaceptable, pero al final se trata de algo imaginario. Por ejemplo, es absolutamente posible fantasear con una atractiva mujer que ves caminando en la calle y te gustaría hacer algo sexualmente loco con ella, pero de ninguna manera significa que te acercarás y se lo pedirás. Otro ejemplo es fantasear con hacer el amor estando atado(a), pero en realidad esta fantasía no se suele materializar. Algunas fantasías son inaceptables y nunca se realizan en la vida real. Por ejemplo, alguien puede fantasear con sexo grupal y violación, pero es algo que no se hace en la vida real. Otro tipo de fantasías incluye sexo en el trabajo, tener sexo oral con otra persona inalcanzable, tener sexo con tu pareja en una dulce ubicación romántica. Algo que debe entenderse es el hecho de que las fantasías se podrían comparar a soñar despierto con cualquier cosa que pueda excitar sexualmente. En realidad, casi todas las personas tienen un cierto tipo de fantasía sexual en algún momento.

Reconociendo Nuestras Fantasías Sexuales

No importa la etapa en la que estemos: solteros, casados, comprometidos, es probable que todas las personas tengan fantasías sexuales, sin importar su estatus. Algunas de estas fantasías están en sintonía con nuestra sexualidad, mientras que otras nunca se llevaran a cabo, debido a su naturaleza. No hay duda de que las fantasías son normales y, en muchos casos, están fuera de nuestro control, pero a veces pueden causar mucha confusión en la persona. Por ejemplo, un hombre heterosexual que fantasea con tener sexo con otro hombre podría ser algo confuso debido a que su sexualidad no ha cambiado. En este caso, su sensación de excitación normalmente llamará su atención.

Es importante entender que las fantasías sexuales no desaparecen cuando una persona se casa o se compromete en una relación seria. De hecho, es mejor entender que las fantasías sexuales son continuas en el sentido de que, son parte de nuestras vidas y nuestra sexualidad y que continuarán a lo largo de nuestra vida. Desafortunadamente, las fantasías sexuales se malinterpretan, especialmente en el contexto de relaciones y matrimonio. De hecho, fantasear con tener sexo con el vecino no necesariamente significa que habrá infidelidad o que no se ama a la pareja. Es importante que la pareja pueda hablar abierta y libremente sobre sus fantasías sexuales porque esto ayuda a evitar malos entendidos entre ellos. De hecho, compartir estas fantasías también ayudará a que las parejas mejoren su vida sexual.

Fantasía sexual femenina

Las fantasías sexuales forman parte de nuestra sexualidad

Las fantasías sexuales son una parte muy importante de nuestra sexualidad, pero es un tema conflictivo. Por ejemplo, una mujer que fantasea con un encuentro lésbico o una mujer que se excita pensando en ser prostituta sólo por una noche aunque tenga un fuerte sentido de moralidad. Una mujer también podría tener una fantasía sexual con tener varias parejas, aunque esta puede ser más una fantasía propia de hombres… Todo esto tiende a crear conflictos en las personas, especialmente para quienes tienen un fuerte sentido de moralidad y por esta razón las fantasías sexuales, suelen ser consideradas como un tema tabú en muchas ocasiones.

Las fantasías sexuales son universales y esto significa que sucede en todas las sociedades del mundo. El problema, la mayoría de las veces, es que la naturaleza de las fantasías dificulta o hace imposible ponerlas en práctica y podría ser resultado de restricciones religiosas, sociales, culturales y morales. De hecho, hay situaciones donde una simple discusión de una fantasía sexual es un tabú en muchas culturas. Una fantasía, sea positiva o negativa, puede ser una manera de responder a alguna experiencia pasada o indicar alguna conducta sexual futura. Dado que estas fantasías pueden no ser realizadas en la vida real y es un proceso imaginario, esto significará que no hay límite para las fantasías sexuales.

Hay muchas parejas que tienden a creer que realizar sus fantasías sexuales las acercará más a su pareja, mientras que algunas no están de acuerdo. Sin embargo, es importante señalar que hay algunos casos donde las fantasías sexuales realizadas se vuelven un problema e incluso puede causar que las parejas se separen.

Cómo Vivir Las Fantasías Sexuales

Es recomendable que algunas fantasías sexuales se realicen, mientras que otras deben quedarse en la mente como un sueño porque muchas parejas podrían no saber lidiar con las consecuencias psicológicas de realizar sus fantasías. Por ejemplo, fantasías sexuales como intercambiar parejas, orgías y tríos nunca deben realizarse si no se está totalmente convencido por ambas partes, ya que suelen traer problemas a posteriori. Es importante tener en cuenta que cuando una fantasía sexual involucra a terceros, siempre conlleva un riesgo. Sin embargo, también hay parejas con mente abierta que pueden manejar estas situaciones sin problemas, por eso es importante estar muy seguro al hacer realidad este tipo de fantasías con terceros.

Una fantasía sexual, que puede ser realizada cómodamente, es grabar una película propia en casa. En este caso, la pareja se sentirán como súper estrellas porno después de ver la película que hicieron. Dado que es un asunto muy íntimo y privado, es importante evitar que aparezca la cara y debe ser bien filmado. Sin embargo, si es importante capturar los gemidos, las travesuras y ruidos, ya que ayudan a la comunicación entre la pareja y que aun sea más satisfactorio ver juntos la grabación.

Para aquellas personas que no tienen pareja, una fantasía sexual que puede ser fácilmente realizada es recibir un masaje sensual y romántico. Esta es una fantasía para muchas personas, donde un(a) terapeuta desnudo(a) masajea todo el cuerpo e incluso las zonas erógenas. Los masajes eróticos en un centro de masajes bien establecido es algo realmente satisfactorio y muy gratificante para todos aquellos que deseen vivir esta fantasía realizable. Hay fantásticos centros de masajes eróticos en muchas ciudades como Madrid, donde Luxor Madrid ayuda a que muchas personas realicen sus fantasías sexuales, con el máximo confort, lujo y bienestar.

Mujer erótica fantasía sexual

Principales Fantasías Sexuales de las Mujeres

No hay duda de que todas las mujeres han tenido alguna fantasía sexual de la que se avergüenzan de compartir o incluso hablar. Tengan pareja o no, la situación es la misma. Hay mujeres que dejan sus fantasías sexuales como meros pensamientos, pero otras las han cumplido. No hay que olvidar que las fantasías sexuales son normales y ninguna mujer debe preocuparse por tenerlas, aunque sean socialmente inaceptables. Las siguientes, son algunas de las fantasías sexuales más comunes entre las mujeres:

Participar del Sexo en Grupo

Esta fantasía parece que sólo es aplicable para los hombres, pero también es una fantasía que algunas mujeres tienen en algún momento de sus vidas. La libertad de estar completamente desnudo(a) frente a muchas personas también desnudas y ser penetrada en presencia de diferentes hombres parece algo erótico y placentero para algunas mujeres. Sin embargo, no se puede cometer el error de suponer que todas las mujeres quieren participar del sexo en grupo y no se debe intentar iniciarlo a menos que ellas mismas así lo deseen.

Dominar al Hombre

Muchas mujeres fantasean con dominar a hombres, les gusta tomar el control en la cama y controlar toda la actividad sexual en sus propios términos. Esta fantasía tiende a aumentar su placer y apetito sexual. A algunas mujeres les complace ordenar a su hombre a realizar ciertos actos sexuales y darle azotes. La dominación sexual es un gran problema, especialmente en un mundo donde las mujeres no tienen el poder de ser dominantes. La dominación sexual a veces puede parecer un poco incómoda para las mujeres al principio, pero tienden a acostumbrarse.

Ser Violadas

Es sorprendente que muchas mujeres realmente tengan la fantasía de ser violadas y muchos hombres parecen no entenderlo. Una posible razón para este tipo de fantasía es que le permite a la mujer no tomar responsabilidad después del acto y esto la hace no sentirse culpable o avergonzada como muchas mujeres se sienten después del acto sexual. Como se mencionó anteriormente, este tipo de fantasía termina siendo un sueño o un mero pensamiento, ya que no se materializa.

Lencería erótica y fantasías sexuales

Estar Con Otra Mujer

Hay muchas mujeres que fantasean con tener relaciones sexuales con otra mujer, incluso mujeres que se consideran heterosexuales. Una de las razones de este tipo de fantasía en mujeres, es que algunas sienten que sus amigas hacen ciertas cosas mejor que los hombres. Por ejemplo, la mayoría de las mujeres piensa que sus amigas son mejores cuando se trata de sexo oral y si eso es cierto es tema de debate.

Tener Sexo en Público

Esto puede parecer una idea traviesa, pero la verdad es que algunas mujeres tienen esta fantasía. Tener relaciones sexuales en público es muy morboso debido al riesgo de ser vistos en el acto. Es posible hacer realidad esta fantasía para las mujeres que así lo deseen, haciéndolo en la playa, en el coche o cualquier otro lugar que tenga sentido para ellas.

Tener Relaciones Sexuales Con Un Hombre Con Un Pene Grande

Muchas mujeres fantasean con tener sexo con un hombre con un pene de gran tamaño, aunque no sea realista. Tienden a creer que un hombre así de bien dotado, puede dar más placer y mejores orgasmos que los que tienen un pene pequeño. Las mujeres cuyas parejas tienen un órgano sexual dentro de la normalidad, tienden a fantasear con hacerlo con alguien que lo tenga más grande. De hecho, hay mujeres que llegan al extremo de pensar en tener relaciones sexuales con un caballo. Aunque tener relaciones sexuales con un caballo puede ser algo fuera de lo común, hacerlo con un hombre con un pene muy grande podría ser realista para algunas mujeres. Sin embargo, esto podría llevar a engañar a su pareja y con ello conseguir acabar con la relación.

Tener Relaciones Sexuales con el Mejor Amigo de su Pareja

Aunque resulte difícil de creer, es algo muy común entre las mujeres. Algunas personas realmente fantasean con tener sexo enloquecido con el mejor amigo de su pareja. Aunque suene mal, es una de las fantasías que muchas mujeres llevan a cabo en su vida real. Mientras el mejor amigo de la pareja quiera hacerlo, es algo factible. La mejor manera de que los hombres eviten esta situación es asegurarse de darle a su mujer excelentes relaciones sexuales y de que queden totalmente satisfechas después de cada actividad sexual. Esto ayuda a reducir este tipo de fantasías.

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Luxor Madrid